LAMENTABLE PÉRDIDA

Se suicida en Miami ex prisionero político cubano del Grupo de los 75

Antonio Villarreal fue condenado a 15 años durante la llamada Primavera Negra de 2003 por promover el Proyecto Varela 

  • Imagen

Antonio Villarreal (izquierda) junto a su hijo Tony. La foto fue tomada clandestinamente en la prisión La Pendiente, Villa Clara, en noviembre de 2009. (Cortesía)

El ex prisionero político Antonio Augusto Villarreal Acosta, miembro del Grupo de los 75, fue hallado muerto este sábado en su apartamento de Miami.

Villarreal, de 63 años, padecía de trastornos nerviosos y todos los indicios apuntan a que decidió quitarse la vida ingiriendo una sobredosis de medicamentos, según confirmaron fuentes familiares.

La Policía de Miami halló el cuerpo de Villarreal en su apartamento de La Pequeña Habana y se comunicó con su hijo Tony Villarreal, cerca de las 5 p.m. Las circunstancias de su muerte son aún imprecisas y no se conocerán hasta después de la autopsia.

"Nunca pensé que mi padre iba a tomar una decisión tan radical", dijo Tony Villarreal, que reside en West Palm Beach. "Se sentía solo y abandonado, su situación era difícil".

Villarreal recibía ayuda estatal por estar incapacitado para trabajar. Se había separado de su esposa Silvia Aguado hacía un año. El matrimonio tiene una hija de 18 años.

Su hijo relató que sobre la cama del fallecido se encontró una bandera cubana, una imagen del Corazón de Jesús y otra de la Virgen de la Caridad del Cobre, así como el uniforme de prisionero que logró sacar de Cuba.

"Dejó también una carta que está en manos de la Policía", agregó.

Economista de profesión, Villarreal fue condenado a 15 años durante la llamada Primavera Negra de 2003 por promover el Proyecto Varela como activista del Movimiento Cristiano Liberación. Tras el juicio lo enviaron a la Prisión de Boniatico, en Santiago de Cuba, donde pasó más de un año en una celda tapiada. Luego fue trasladado a la prisión provincial La Pendiente, en Santa Clara.

Fue uno de los primeros presos del Grupo de los 75 en ser excarcelado. Viajó con su familia a España en julio de 2010, enfermo de dolencias renales, hipertensión arterial y trastornos síquicos. Un año después se radicó con su esposa e hija en Estados Unidos.

"Villareal fue el prisionero que en peores condiciones sicológicas salió rumbo al forzado destierro por el cruel secuestro que fuimos víctimas, recuerdo que compartimos celda en la temible Prisión de Boniato en Santiago de Cuba en el conocido régimen especial de Boniatico, desde muy pronto su salud se deterioró rapidamente", recordó Juan Carlos Herrera Acosta, prisionero de la Causa de los 75 y exiliado en Estados Unidos.

En una entrevista en el 2011, Villarreal no ocultó las secuelas físicas y emocionales de los siete años que cumplió en la cárcel.

“Lo que siempre me pregunto es quién va a responder por estas heridas, aun cuando logre sanarlas. La prisión acabó con mi vida”, declaró.

Villarreal es el segundo ex preso político en quitarse la vida en los últimos años. En abril de 2012 se suicidó en España el periodista e historiador Albert Santiago DuBouchet Hernández.

Lo sobreviven en Estados Unidos, sus hijos Tony y Diana, y dos nietas. En España, su hijo Hansel y una nieta.

La información sobre los funerales de Villarreal se anunciará próximamente. La familia solicita ayuda de la comunidad para poder darle honrosa sepultura en Miami.